Todos los días 10 hombres se reúnen en un bar para charlar y beber cerveza.

La cuenta total de los diez hombres es de $100.

Acuerdan pagarla de la manera proporcional en que se pagan los impuestos en la sociedad de un país, con lo que la cosa sería más o menos así, según la escala de riqueza e ingresos de cada uno:

Add a comment
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Yo invito a todos a abrir una empresa un día y experimentar por algunos años lo que es la responsabilidad de enfrentar una nómina, la regularización de impuestos y el equipo, el proceso de selección del equipo, la inversión en equipos, infraestructura y comodidad para el lugar de trabajo.

Add a comment
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Llevamos unos 70 años, que medidos punta a punta, nos arroja un promedio de 60% anual de inflación. En el medio, se quitaron 10 ceros desde 1983. Y en ese contexto, hablan de 12 cuotas sin interés. Add a comment
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ésto solo pasa en la Argentina peronista.

Un candidato peronista a gobernador de una provincia peronista promete un aumento de sueldos. Que se sabe que no va a poder pagar. La gente peronista lo vota igual. Y -como era previsible- el gobernador peronista no puede pagar los sueldos.

Add a comment
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte: - Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.

Add a comment
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En todas nuestras transacciones diarias, utilizamos lo que podría llamarse el “mercado presente”. Si vamos a un kiosco y compramos un chocolate, lo pagaremos en efectivo y nos lo llevaremos hoy mismo. A este “mercado presente”, en la jerga financiera se lo llama “mercado spot”.

Add a comment
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado