Este es un ejemplo de políticas fantásticas de argentina. Aunque realmente se puede aplicar a la vida personal y laboral de muchas personas. 

No me alcanza el dinero. Hay dos caminos, que se pueden combinar: gastar menos, generar más ingresos.

Finalmente luego de un profundo análisis, llego a la conclusión de que la mejor manera de generar un ingreso extra es comprar un taxi.

 

Política para resolver mi problema de ingresos

Comprar un taxi para generar más ingresos.

Problemas a resolver 

La licencia del taxi es cara. Cómo lo soluciono? Hipoteco mi casa.

El negocio cierra: sigo con mi trabajo actual, hipoteco mi casa para conseguir dinero e invertirlo. Con las utilidades voy pagando la hipoteca y me queda el capital (la licencia y el auto) y quizás hasta una pequeña ganancia.

Implementación

Acá viene la parte argentina del tema.

Como debo seguir como mi trabajo actual, al menos hasta que termine de pagar la hipoteca, debo tener gente que me maneje el taxi. Obvio, trato de recurrir a gente de confianza.

En el turno mañana, pongo a mi amiga. Sí, esa que no se puede levantar antes de las "11 de la madruga" (posta, me dijo eso)

Para el turno tarde, a mi primo. Ese que le afanó la tarjeta al padre, defraudó económicamente a cuantas personas tuvo a su alrededor y tiene un par de denuncias por falsificación de firmas y acusaciones de estafas varias.

En el turno noche, a otro amigo. Sí, ese alcohólico perdido, con delirio de Ayrton Senna y Sébastien Loeb. 

Que puede salir mal?

Conclusión

El turno mañana no produce: obvio, si está durmiendo!!!

El de la tarde, tampoco: obvio, a mí también me cagó!!! Incluso me vendió las cubiertas y me puso unas viejas !!! Incluso me acaba de llegar una cédula avisando que el auto salió en garantía de un crédito que no se está pagando (a mí también me falsificó la firma!!!  certificó la firma el escribano Tramoya)

Finalmente, hoy a la noche: apareció el auto enroscado en una columna. El seguro no cubre, por el nivel de alcohol en sangre del chofer y porque venía a 130km/h en una avenida.

Obviamente, tengo que pner una torta de guita para salir de los quilombos anteriores y no puedo pagar la hipoteca. Termino pediendo la casa, sin auto y con una tonelada de juicios y deudas.

Un plan o política potencialmente buena para resolver un problema de ingresos, por una implementación horrorosa, termina en un desastre que es peor que la situación original.

 

Pin It
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado