Este es un listado en evolución redactado por Ignacio Drubich. Aún está en desarrollo.

Los aportes son bienvenidos.

 

Peronista Liberal: Retoma el discurso de Perón en la Bolsa de Comercio, está a favor de la modernización del país con miras al progreso nacional. Se convence de que la inversión extranjera, a largo plazo, beneficia a la masa obrera. Entrista por derecha. Viene del CEMA y de la UCD, coquetea con un monetarismo justicialista inexistente, le fue muy bien en el 1 a 1.


Peronista del GOU: es el peronista conspirador, al que casi no le gusta ejercer el poder efectivo, sino que discursea desde las catacumbas y en estado semi-orgasmal, sueña con el derrocamiento de gobiernos liberales y vendepatria.


Peronista por antonomasia: no tiene formación política, pero en su adn, el solcito de las siestas en una plaza, con la panza llena, más un toque de vacaciones en mardel, le recuerdan como imperativo “los días más felices”. Tiene un álbum de fotos con su abuelo obrero rodeado de una familia feliz, en pleno ascenso social.


Peronista rosista san martiniano: ve en Perón la continuación de un proyecto continental y patriótico a la vez. Tiene un toque internacionalista, que abarca a toda Hispanoamérica (no Latinoamérica). Denuncia a la oligarquía como elementos entreguistas del positivismo anglosajón.
Peronista Místico: Perón y Eva son, indefectiblemente, seres imbuidos de una aureola mágica. Fueron instrumentos del Orden Divino y vinieron a regar a la Patria de luz espiritual, para la formación y reconstitución del “ser nacional”. Su casa está plagada de imágenes, cuadros y estampas con Perones y Evas con estética bíblica.

Peronista Sindical: Son seres fortachones, de contacto estrecho con la pesada. Se sienten parte de la columna vertebral y tienen un toque facho cuando se refieren a elementos infiltrados y entristas del movimiento. Odian a los progres, a los Montoneros y al Che.

Peronistas de Perón: Viejos militarotes, amantes de los chumbos, las Fuerzas Armadas y Juan Valle. Leyeron toda la doctrina y te muestran los libros de Perón cuando vas a la casa. Dicen que quedaron en medio de los tiros en Ezeiza, pero que no estaban con ninguno de los dos bandos. Se ríen burlonamente de los que hacen interpretaciones libres del Movimiento.

Peronista Prebendario: Son aquellos que reciben subsidios o tienen algún puestito municipal. Mamaron la Doctrina de algún puntero o de viejos charlatanes en asados y mítines en la Unidad, o bien, de la versión reduccionista de su papá. Militaron en villas un par de años pero se acomodaron rápido en el Estado. Son los que se tatúan a Néstor o Cristina.

Peronista de Izquierda: Todavía no comprende la contradicción fundamental del oxímoron. No termina de ver la imposibilidad de diálogo entre el Perón del Regreso y la Tendencia.  No se resigna a que el General los echó de la Plaza. Es partidario de la “teoría del cerco”. Leyó algo de Joe Baxter y John William Cooke.

 

Pin It
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado